+ Responder tema
Página 712 de 712 PrimerPrimer ... 212 612 662 702 710 711 712
Resultados 7,111 al 7,116 de 7116
  1. #7111

  2. #7112
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    6,355





    Son necios por naturaleza todos los hombres que han ignorado a Dios y no han sido capaces de conocer al que es a partir de los bienes visibles, ni de reconocer al artífice fijándose en sus obras, sino que tuvieron por dioses al fuego, al viento, al aire ligero, a la bóveda estrellada, al agua impetuosa y a los luceros del cielo, regidores del mundo.
    Si, cautivados por su hermosura, los creyeron dioses, sepan cuánto los aventaja su Señor, pues los creó el mismo autor de la belleza.
    Y si los asombró su poder y energía, calculen cuánto más poderoso es quien los hizo, pues por la grandeza y hermosura de las criaturas se descubre por analogía a su creador. Con todo, estos merecen
    Un reproche menor, pues a lo mejor andan extraviados, buscando a Dios y queriéndolo encontrar.
    Dan vueltas a sus obras, las investigan y quedan seducidos por su apariencia, porque es hermoso lo que ven.
    Pero ni siquiera estos son excusables, porque, si fueron capaces de saber tanto que pudieron escudriñar el universo, ¿cómo no encontraron antes a su Señor?





    En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
    «Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían, se casaban los hombres y las mujeres tomaban esposo, hasta el día en que Noé entró en el arca; entonces llegó el diluvio y acabó con todos.
    Asimismo, como sucedió en los días de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, sembraban, construían; pero el día que Lot salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y acabó con todos.
    Así sucederá el día que se revele el Hijo del hombre.
    Aquel día, el que esté en la azotea y tenga sus cosas en casa no baje a recogerlas; igualmente el que esté en el campo, no vuelva atrás.
    Acordaos de la mujer de Lot.
    El que pretenda guardar su vida, la perderá; y el que la pierda la recobrará.
    Os digo que aquella noche estarán dos juntos: a uno se lo llevarán y al otro lo dejarán; estarán dos moliendo juntas: a una se la llevarán y a la otra la dejarán». Ellos le preguntaron:
    «¿Dónde, Señor?». Él les dijo:
    «Donde está el cadáver, allí se reunirán los buitres».

    Palabra del Señor.

  3. #7113

  4. #7114
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    6,355





    Cuando un silencio apacible lo envolvía todo y la noche llegaba a la mitad de su carrera, tu palabra omnipotente se lanzó desde el cielo, desde el trono real, cual guerrero implacable sobre una tierra condenada al exterminio; empuñaba la espada afilada de tu decreto irrevocable, se detuvo y todo lo llenó de muerte, mientras tocaba el cielo, pisoteaba la tierra.
    Toda la creación, obediente a tus órdenes, cambió radicalmente su misma naturaleza, para guardar incólumes a tus hijos.
    Se vio una nube que daba sombra al campamento, la tierra firme que emergía donde antes había agua, el mar Rojo convertido en un camino practicable y el oleaje impetuoso en una verde llanura, por donde pasaron en masa los protegidos por tu mano, contemplando prodigios admirables Pacían como caballos, y retozaban como corderos, alabándote a ti, Señor, su libertador.





    En aquel tiempo, Jesús, dijo a sus discípulos una parábola para enseñarles que es necesario orar siempre, sin desfallecer.
    «Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres.
    En aquella ciudad había una viuda que solía ir a decirle:
    “Hazme justicia frente a mi adversario”.
    Por algún tiempo se estuvo negando, pero después se dijo a sí mismo:
    “Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está molestando, le voy a hacer justicia, no sea que siga viviendo a cada momento a importunarme”». Y el Señor añadió:
    «Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que claman ante él día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el
    Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?».

    Palabra del Señor.

  5. #7115

  6. #7116
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    6,355





    Una mujer fuerte, ¿quién la hallará? Supera en valor a las perlas.
    Su marido se fía de ella, y no le faltan riquezas.
    Le trae ganancias, no pérdidas todos los días de su vida.
    Busca la lana y el lino y los trabaja con la destreza de sus manos.
    Aplica sus manos al huso, con sus dedos sostiene la rueca.
    Abre sus manos al necesitado y tiende sus brazos al pobre.
    Engañosa es la gracia, fugaz la hermosura; la que teme al Señor merece alabanza. Cantadle por el éxito de su trabajo, que sus obras la alaben en público.





    En lo referente al tiempo y a las circunstancias, hermanos, no necesitáis que os escriba, pues vosotros sabéis perfectamente que el Día del Señor llegará como un ladrón en la noche. Cuando estén diciendo: «paz y seguridad», entonces, de improviso, les sobrevendrá la ruina, como los dolores de parto a la que está encinta, y no podrán escapar.
    Pero vosotros, hermanos, no vivís en tinieblas, de forma que ese día os sorprenda como un ladrón; porque todos sois hijos de la luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.
    Así, pues, no nos entreguemos al sueño como los demás, sino estemos en vela y vivamos sobriamente





    En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:
    «Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus siervos y los dejó al cargo de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó. El que recibió cinco talentos fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos.
    En cambio, el que recibió uno fue hacer un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.
    Al cabo de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos y se puso a ajustar las cuentas con ellos.
    Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo:
    “Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco”. Su señor le dijo:
    “Bien, siervo bueno y fiel; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; entra en el gozo de tu señor”. Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo:
    “Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos”.
    Su señor le dijo:
    “¡Bien, siervo bueno y fiel!; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; entra en el gozo de tu señor”. Se acercó también el que había recibido un talento y dijo:
    “Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces, tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo”. El señor le respondió:
    “Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Conque sabias que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese siervo inútil echadlo fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes”».

    Palabra del Señor.

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes