+ Responder tema
Página 805 de 805 PrimerPrimer ... 305 705 755 795 803 804 805
Resultados 8,041 al 8,049 de 8049
  1. #8041
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    7,288





    El hombre conoció a Eva, su mujer, que concibió y dio a luz a Caín. Y ella dijo:
    «He adquirido un hombre con la ayuda del Señor».
    Después dio a luz a Abel, su hermano. Abel era pastor de ovejas, y Caín cultivaba el suelo.
    Pasado un tiempo, Caín ofreció al Señor dones de los frutos del suelo; también Abel ofreció las primicias y la grasa de sus ovejas.
    El Señor se fijó en Abel y en su ofrenda, pero no se fijó en Caín ni en su ofrenda; Caín se enfureció y andaba abatido.
    El Señor dijo a Caín: « ¿Por qué te enfureces y andas abatido? ¿No estarías abatido si obraras bien?; pero, si no obras bien, el pecado acecha a la puerta y te codicia, aunque tú puedes dominarlo».
    Caín dijo a su hermano Abel: «Vamos al campo».
    Y, cuando estaban en el campo, Caín atacó a su hermano Abel y lo mató.
    El Señor dijo a Caín: -« ¿Dónde está Abel, tu hermano?».
    Respondió Caín: «No sé; ¿soy yo el guardián de mi hermano?».
    El Señor le replicó: « ¿Qué has hecho? La sangre de tu hermano me está gritando desde el suelo.
    Por eso te maldice ese suelo que ha abierto sus fauces para recibir de tus manos la sangre de tu hermano.
    Cuando cultives el suelo, no volverá a darte sus productos. Andarás errante y perdido por la tierra».
    Caín contestó al Señor:
    «Mi culpa es demasiado grande para soportarla. Puesto que me expulsas hoy de este suelo, tendré que ocultarme de ti, andar errante y perdido por la tierra, y cualquiera que me encuentre me matará».
    El Señor le dijo: «El que mate a Caín lo pagará siete veces».
    Y el Señor puso una señal a Caín para que, si alguien lo encontraba, no lo matase.
    Adán conoció otra vez a su mujer, que dio a luz un hijo y lo llamó Set, pues dijo: «Dios me ha dado otro descendiente en lugar de Abel, asesinado por Caín».





    En aquel tiempo, se presentaron los fariseos y se pusieron a discutir con Jesús; para ponerlo a prueba, le pidieron un signo del cielo.
    Jesús dio un profundo suspiro y dijo: « ¿Por qué esta generación reclama un signo? En verdad os digo que no se le dará un signo a esta generación».
    Los dejó, se embarcó de nuevo y se fue a la otra orilla.

    Palabra del Señor.

  2. #8042

  3. #8043
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    7,288





    Al ver el Señor que la maldad del hombre crecía sobre la tierra, y que todos los pensamientos de su corazón tienden siempre y únicamente al mal, el Señor se arrepintió de haber creado al hombre en la tierra, y le pesó de corazón.
    Dijo, pues, el Señor: «Voy a borrar de la superficie de la tierra al hombre que he hecho; al hombre con los cuadrúpedos, reptiles y aves, pues me pesa de haberlos hecho».
    Pero Noé obtuvo el favor del Señor.
    El Señor dijo a Noé: «Entra en el arca con toda tu familia, pues tú eres el único justo que he encontrado en tu generación. De cada animal puro toma siete parejas, macho y hembra; de los no puros, una pareja, macho y hembra; y lo mismo de los pájaros, siete parejas, macho y hembra, para que conserven la especie en la tierra.
    Dentro de siete días haré llover sobre la tierra cuarenta días con sus noches, y borraré de la superficie del suelo a todos los vivientes que he hecho».
    Noé hizo todo lo que le mandó el Señor.
    Pasados siete días, las aguas del diluvio cubrieron la tierra.





    En aquel tiempo, a los discípulos se les olvidó tomar pan, y no tenían más que un pan en la barca.
    Y Jesús les ordenaba diciendo: «Estad atentos, evitad la levadura de los fariseos y de Herodes».
    Y discutían entre ellos sobre el hecho de que no tenían panes.
    Dándose cuenta, les dijo Jesús: « ¿Por qué andáis discutiendo que no tenéis pan? ¿Aún no entendéis ni comprendéis? ¿Tenéis el corazón embotado? ¿Tenéis ojos y no veis, tenéis oídos y no oís? ¿No recordáis cuántos cestos de sobras recogisteis cuando repartí cinco panes entre cinco mil?».
    Ellos contestaron: «Doce».
    « ¿Y cuántas canastas de sobras recogisteis cuando repartí siete entre cuatro mil?».
    Le respondieron: «Siete».
    Él les dijo: « ¿Y no acabáis de comprender?».

    Palabra del Señor.

  4. #8044

  5. #8045
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    7,288





    Pasados cuarenta días, Noé abrió el tragaluz que había hecho en el arca y soltó el cuervo, que estuvo saliendo y retornando hasta que se secó el agua en la tierra.
    Después soltó la paloma, para ver si había menguado el agua sobre la superficie el suelo.
    Pero la paloma no encontró donde posarse y volvió al arca, porque todavía había agua sobre la superficie de toda la tierra. Él alargó su mano, la agarró y la metió consigo en el arca.
    Esperó otros siete días y de nuevo soltó la paloma desde el arca. Al atardecer, la paloma volvió con una hoja verde de olivo en el pico.
    Noé comprendió que el agua había menguado sobre la tierra. Esperó otros siete días, y soltó la paloma, que ya no volvió.
    El año seiscientos uno, el día primero del mes primero se secó el agua en la tierra. Noé abrió la claraboya del arca, miró y vio que la superficie estaba seca.
    Noé construyó un altar al Señor, tomó animales y aves de toda especie pura y los ofreció en holocausto sobre el altar.
    El Señor olió el aroma que aplaca y se dijo: «No volveré a maldecir el suelo a causa del hombre, porque la tendencia del corazón humano es mala desde la juventud. No volveré a destruir a los vivientes como acabo de hacerlo. Mientras dure la tierra no han de faltar siembra y cosecha, frío y calor, verano e invierno, día y noche».





    En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos llegaron a Betsaida.
    Y le trajeron a un ciego, pidiéndole que lo tocase.
    Él lo sacó de la aldea, llevándolo de la mano, le untó saliva en los ojos, le impuso las manos y le preguntó: «¿Ves algo?».
    Levantando lo ojos dijo: «Veo hombres, me parecen árboles, pero andan».
    Le puso otra vez las manos en los ojos; el hombre miró: estaba curado y veía todo con claridad. Jesús lo mandó a casa, diciéndole que no entrase en la aldea.

    Palabra del Señor.

  6. #8046

  7. #8047
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    7,288





    Dios bendijo a Noé y a sus hijos, diciéndoles:
    «Sed fecundos, multiplicaos y llenad la tierra. Todos los animales de la tierra y todas las aves del cielo os temerán y respetarán; todos los reptiles del suelo y todos los peces del mar, están a vuestra disposición. Todo lo que vive y se mueve os servirá de alimento; os lo entrego, lo mismo que los vegetales.
    Pero no comáis carne con sangre, que es su vida. Pediré cuentas de vuestra sangre, que es vuestra vida, se las pediré a cualquier animal. Y al hombre le pediré cuentas de la vida de su hermano.
    Quien derrame la sangre de un hombre, por otro hombre será su sangre derramada; porque a imagen de Dios hizo él al hombre.
    Vosotros sed fecundos y multiplicaos, moveos por la tierra y dominadla».
    Dios dijo a Noé y a sus hijos: «Yo establezco mi alianza con vosotros y con vuestros descendientes, con todos los animales que os acompañan, aves, ganados y fieras, con todos los que salieron del arca y ahora viven en la tierra. Establezco, pues, mi alianza con vosotros: el diluvio no volverá a destruir criatura alguna ni habrá otro diluvio que devaste la tierra».
    Y Dios añadió:
    «Esta es la señal de la alianza que establezco con vosotros y con todo lo que vive con vosotros, para todas las generaciones: pondré mi arco en el cielo, como señal de mi pacto con la tierra».





    En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesarea de Filipo; por el camino, preguntó a sus discípulos: « ¿Quién dice la gente que soy yo?».
    Ellos le contestaron: «Unos, Juan el Bautista; otros, Ellas; y otros, uno de los profetas».
    Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy?».
    Tomando la palabra Pedro le dijo: «Tú eres el Mesías».
    Y les conminó a que no hablaran a nadie acerca de esto.
    Y empezó a instruirlos: «El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser reprobado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar a los tres días».
    Se lo explicaba con toda claridad. Entonces Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo.
    Pero él se volvió y, mirando a los discípulos, increpó a Pedro: -« Ponte detrás de mí, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!».

    Palabra del Señor.

  8. #8048

  9. #8049
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    7,288





    Queridos hermanos:
    A los presbíteros entre vosotros, yo, presbítero con ellos, testigo de la pasión de Cristo y participe de la gloria que va a revelar, os exhorto: pastoread el rebaño de Dios que tenéis a vuestro cargo, mirad por él, no a la fuerza, sino de buena gana, como Dios quiere; no por sórdida ganancia, sino con entrega generosa; no como déspotas con quienes os ha tocado en suerte, sino convirtiéndoos en modelos del rebaño.
    Y, cuando aparezca el Pastor supremo, recibiréis la corona inmarcesible de la gloría.





    En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: « ¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?».
    Ellos contestaron: «Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas».
    Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?».
    Simón Pedro tomó la palabra y dijo: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Jesús Dios vivo»
    Jesús le respondió: «¡Bienaventurado tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
    Ahora yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.
    Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos».

    Palabra del Señor.

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes