+ Responder tema
Página 779 de 779 PrimerPrimer ... 279 679 729 769 777 778 779
Resultados 7,781 al 7,789 de 7789
  1. #7781
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    7,028





    Hermanos:
    Reconoced que hijos de Abrahán son los de fe.
    En efecto, la Escritura, previendo que Dios justificaría a los gentiles por la fe, le adelantó a Abrahán la buena noticia de que: «por ti serán benditas todas las naciones».
    Así pues, los que viven de la fe son bendecidos con Abrahán el fiel.
    En cambio, cuantos viven de las obras de la ley están bajo maldición, porque está escrito:
    «Maldito quien no se mantenga en todo lo escrito en el libro de la ley, cumpliéndolo».
    Que en el ámbito a la ley nadie es justificado resulta evidente, pues «el justo por la fe vivirá»; en cambio, la ley no procede de la fe, sino que «quien los cumpla vivirá por ellos».
    Cristo nos rescató de la maldición de la ley, haciéndose por nosotros maldición, porque está escrito:
    «Maldito todo el que cuelga de un madero»; y esto, para que la bendición de Abrahán alcanzase a los gentiles, en Cristo Jesús, y para que recibiéramos por la fe la promesa del Espíritu.





    En aquel tiempo, habiendo expulsado Jesús a un demonio, algunos de entre la multitud dijeron:
    «Por arte de Belzebú, el príncipe de los demonios, echa los demonios».
    Otros, para ponerlo a prueba, le pedían un signo del cielo. Él, conociendo sus pensamientos, les dijo:
    «Todo reino dividido contra sí mismo va a la ruina y cae casa sobre casa. Si, pues, también Satanás se ha dividido contra sí mismo, ¿cómo se mantendrá su reino? Pues vosotros decís que yo echo los demonios con el poder de Belzebú. Pero, si yo echo los demonios con el poder de Belzebú, vuestros hijos, ¿por arte de quién los echan? Por eso, ellos mismos serán vuestros jueces.
    Pero, si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces es que el reino de Dios ha llegado a vosotros. Cuando un hombre fuerte y bien armado guarda su palacio, sus bienes están seguros, pero, cuando otro más fuerte lo asalta y lo vence, le quita las armas de que se fiaba y reparte su botín.
    El que no está conmigo está contra mí; el que no recoge conmigo desparrama.
    Cuando el espíritu inmundo sale de un hombre, da vueltas por lugares buscando un sitio para descansar; pero, como no lo encuentra, dice: “Volveré a mi casa de donde salí.”
    Al volver, se la encuentra barrida y arreglada.
    Entonces va y toma otros siete espíritus peores que él, y se mete a vivir allí.
    Y el final de aquel hombre resulta peor que el principio».

    Palabra del Señor.

  2. #7782

  3. #7783
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    7,028





    Hermanos:
    La Escritura lo encerró todo bajo el pecado, para que la promesa se otorgara por la fe en Jesucristo a los que creen.
    Antes de que llegara la fe, éramos prisioneros y estábamos custodiados bajo la ley hasta que se revelase la fe.
    La ley fue así nuestro ayo, hasta que llegara Cristo, a fin de ser justificado por la fe; pero una vez llegada la fe, ya no estamos sometidos al ayo. Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús.
    Cuantos habéis ido bautizados en Cristo, os habéis revestido de Cristo. No hay judío y griego, esclavo y libre, hombre y mujer, porque todos sois uno en Cristo Jesús. Y si sois de Cristo, sois descendencia de Abrahán y herederos según la promesa.





    En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la gente, una mujer de entre el gentío, levantando la voz, le dijo:
    «Bienaventurado el vientre que te llevó y los pechos que te criaron».
    Pero él dijo:
    «Mejor, bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen».

    Palabra del Señor.

  4. #7784

  5. #7785
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    7,028





    Supliqué y me fue dada la prudencia, invoqué y vino a mí el espíritu de sabiduría.
    La preferí a cetros y tronos y a su lado en nada tuve la riqueza.
    No la equiparé a la piedra más preciosa, porque todo el oro ante ella es un poco de arena y junto a ella la plata es como el barro.
    La quise más que a la salud y la belleza y la preferí a la misma luz, porque su resplandor no tiene ocaso.
    Con ella me vinieron todos los bienes juntos, tiene en sus manos riquezas incontables.





    La palabra de Dios es viva y eficaz, más tajante que espada de doble filo; penetra hasta el punto donde se dividen alma y espíritu, coyunturas y tuétanos; juzga los deseos e intenciones del corazón.
    Nada se le oculta; todo está patente y descubierto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas.





    En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó:
    «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?».
    Jesús le contestó:
    «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre». Él replicó:
    «Maestro, todo eso lo he cumplido desde mi juventud».
    Jesús se quedó mirándolo, lo amó y le dijo:
    «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dáselo a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego ven sígueme».
    A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó triste, porque era muy rico.
    Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos:
    «¡Qué difícil les será entrar en el reino de Dios a los que tienen riquezas!» Los discípulos quedaron sorprendidos de estas palabras. Peros Jesús añadió:
    «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios».
    Ellos se espantaron y comentaban:
    «Entonces, ¿quién puede salvarse?».
    Jesús se les quedó mirando, y les dijo:
    «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo».
    Pedro se puso a decirle:
    «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido».
    Jesús dijo:
    «En verdad os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, que no reciba ahora, en este tiempo, cien veces más - casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones - y en la edad futura, vida eterna».

    Palabra del Señor.

  6. #7786

  7. #7787
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    7,028





    Así obra el que teme al Señor, el que observa la ley alcanza la sabiduría.
    Ella le sale al encuentro como una madre y lo acoge como una joven esposa.
    Lo alimenta con pan de inteligencia y le da a beber agua de sabiduría.
    Si se apoya en ella, no vacilará, si se aferra a ella, no quedará defraudado.
    Ella lo ensalzará sobre sus compañeros y en medio de la asamblea le abrirá la boca.
    Lo llenará del espíritu de sabiduría y de inteligencia y lo revestirá con un vestido de gloria.
    Encontrará gozo y corona de júbilo, y un hombre eterno recibirá en herencia.





    En aquel tiempo, tomó la palabra Jesús y dijo:
    «Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a los pequeños. Sí, Padre, así te ha parecido bien.
    Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.
    Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera».

    Palabra del Señor.

  8. #7788

  9. #7789
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    7,028





    Hermanos:
    Para la libertad nos ha liberado Cristo.
    Manteneos, pues, firmes, y no dejéis que vuelvan a someteros a yugos de esclavitud.
    Mirad: yo, Pablo, os digo que, si os circuncidáis, Cristo no os servirá de nada.
    Y vuelvo a declarar que todo aquel que se circuncida está obligado a observar toda la ley.
    Los que pretendéis ser justificados en el ámbito de la ley, habéis roto con Cristo, habéis salido del ámbito de la gracia.
    Pues nosotros mantenemos la esperanza de la justicia por el Espíritu y desde la fe; porque en Cristo nada valen la circuncisión o la incircuncisión, sino la fe que actúa por el amor.





    En aquel tiempo, cuando Jesús terminó de hablar, un fariseo le rogó que fuese a comer con él. Él entró y se puso a la mesa.
    Como el fariseo se sorprendió al ver que no se lavaba las manos antes de comer, el Señor le dijo:
    «Vosotros, los fariseos, limpiáis por fuera la copa y el plato, pero por dentro rebosáis de rapiña y maldad.
    ¡Necios! El que hizo lo de fuera, ¿no hizo también lo de dentro? Con todo, dad limosna de lo que hay dentro, y lo tendréis limpio todo».

    Palabra del Señor.

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes