+ Responder tema
Página 665 de 665 PrimerPrimer ... 165 565 615 655 663 664 665
Resultados 6,641 al 6,649 de 6649
  1. #6641
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    5,890





    Moisés habló al pueblo, diciendo:
    «Ahora, Israel, escucha los mandatos y decretos que yo os enseño para que, cumpliéndolos, viváis y entréis a tomar posesión de la tierra que el Señor, Dios de vuestros padres, os va a dar.
    Mirad, yo os enseño los mandatos y decretos, como me mandó el Señor, mi Dios, para que los cumpláis en la tierra donde vais a entrar para tomar posesión de ella.
    Observadlos y cumplidlos, pues esa es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia a los ojos de los pueblos, los cuales, cuando tengan noticia de todos estos mandatos, dirán: “Ciertamente es un pueblo sabio e inteligente esta gran nación”.
    Porque ¿dónde hay una nación tan grande que tenga unos dioses tan cercanos como el Señor, nuestro Dios, siempre que lo invocamos?
    Y, ¿dónde hay otra nación tan grande que tenga unos mandatos y decretos tan justos como toda esta ley que yo os propongo hoy?
    Pero, ten cuidado y guárdate bien de olvidar las cosas que han visto tus ojos y que no se aparten de tu corazón mientras vivas; cuéntaselas a tus hijos y nietos».





    En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
    «No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud.
    En verdad os digo que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la ley.
    El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes y se lo enseñe así a los hombres será el menos importante en el reino de los cielos.
    Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el reino de los cielos».

    Palabra del Señor.

  2. #6642

  3. #6643
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    5,890





    Esto dice el Señor:
    «Esta fue la orden que di a vuestros padres:
    “Escuchad mi voz. Yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. Seguid el camino que os señalo, y todo irá bien.” Pero no escucharon ni hicieron caso. Al contrario, caminaron según sus ideas, según la maldad de su obstinado corazón. Me dieron la espalda y no la cara.
    Desde que salieron vuestros padres de Egipto hasta hoy, os envié a mis siervos, los profetas, un día tras otro; pero no me escucharon ni me hicieron caso. Al contrario, endurecieron la cerviz y fueron peores que sus padres.
    Ya puedes repetirles este discurso, seguro que no te escucharán; ya puedes gritarles, seguro que no te responderán. Aun así les dirás:
    “Está es la gente que no escuchó la voz del Señor, su Dios, y no quiso escarmentar. Ha desaparecido la sinceridad, se la han arrancado de la boca”».





    En aquel tiempo, estaba Jesús echando un demonio que era mudo.
    Sucedió que, apenas salió el demonio, empezó a hablar el mudo. La multitud se quedó admirada, pero algunos de ellos dijeron:
    «Por arte de Belzebú, el príncipe de los demonios, echa los demonios».
    Otros, para ponerlo a prueba, le pedían un signo del cielo. Él, conociendo sus pensamientos, les dijo:
    «Todo reino dividido contra sí mismo va a la ruina y cae casa sobre casa. Si, pues también
    Satanás se ha dividido contra sí mismo, ¿cómo mantendrá su reino? Pues vosotros decís que yo echo los demonios con el poder de Belzebú, vuestros hijos, ¿por arte de quién los echan? Por eso, ellos mismos serán vuestros jueces. Pero, si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces es que el reino de Dios ha llegado a vosotros. Cuando un hombre fuerte y bien armado guarda su palacio, sus bienes están seguros, pero, cuando otro más fuerte lo asalta y lo vence, le quita las armas de que se fiaba y reparte su botín.
    El que no está conmigo está contra mí; el que no recoge conmigo desparrama».

    Palabra del Señor.

  4. #6644

  5. #6645
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    5,890





    Esto dice el Señor:
    «Vuelve, Israel, al Señor tu Dios, porque tropezaste por tu falta.
    Tomada vuestras promesas con vosotros y volved al Señor.
    Decidle: “Tú quitas toda falta, acepta el pacto.
    Pagaremos con nuestra confesión:
    Asiria no nos salvará, no volveremos a montar a caballo, y no llamaremos ya “nuestro Dios” a la obra de nuestras manos.
    En ti el huérfano encuentra compasión”
    “Curaré su deslealtad, los amaré generosamente, porque mi ira se apartó de ellos.
    Seré para Israel como rocío, florecerá como lirio, echará sus raíces como los cedros del Líbano.
    Brotarán sus retoños y será será su esplendor como el olivo y su perfume corno el Líbano.
    Regresarán los que habitaban a su sombra, revivirán como el trigo, florecerán como la viña, será su renombre como la del vino del Líbano.
    Efraín, ¿qué tengo que ver con los ídolos?
    Yo soy quien le respondo y lo vigila. Yo soy como un abeto siempre verde, de mí procede tu fruto.
    ¿Quién será sabio, para comprender estas cosas, inteligente, para conocerlas?
    Porque los caminos del Señor son rectos: los justos los transitan, pero lo traidores tropiezan en ellos».





    En aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó:
    «¿Qué mandamiento es el primero de todos?».
    Respondió Jesús:
    «El primero es: “Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. “El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” No hay mandamiento mayor que éstos». El escriba replicó:
    «Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios». Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo:
    «No estás lejos del reino de Dios».
    Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

    Palabra del Señor.

  6. #6646

  7. #6647
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    5,890





    En aquellos días, el Señor habló a Ajaz y le dijo:
    «Pide un signo al Señor, tu Dios: en lo hondo del abismo o en lo alto del cielo».
    Respondió Ajaz:
    -«No la pido, no quiero tentar al Señor».
    Entonces dijo Dios:
    «Escucha, casa de David: ¿no os basta cansar a los hombres, que cansáis incluso a mi Dios?
    Pues el Señor, por su cuenta, os dará un signo: Mirad: la virgen está encinta y da a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel, porque con nosotros está Dios».





    Hermanos:
    Es imposible que la sangre de los toros y de los machos cabríos quite los pecados.
    Por eso, al entrar Cristo en el mundo dice:
    «Tú no quisiste sacrificios ni ofrendas, pero me formaste un cuerpo; no aceptaste holocaustos ni víctimas expiatorias.
    Entonces yo dije: He aquí que vengo - pues así está escrito en el comienzo del libro acerca de mí - para hacer, ¡oh Dios!, tu voluntad».
    Primero dice: «Tú no quisiste ni sacrificios ni ofrendas, ni holocaustos ni víctimas expiatorias», que se ofrecen según la ley. Después añade: «He aquí que vengo para hacer tu voluntad».
    Niega lo primero, para afirmar lo segundo.
    Y conforme a esa voluntad todos quedamos santificados por la oblación del cuerpo de Jesucristo, hecha una vez para siempre.





    En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada
    Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María.
    El ángel, entrando en su presencia, dijo:
    «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo».
    Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo:
    «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin». Y María dijo al ángel:
    «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?».
    El ángel le contestó:
    «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamado Hijo de Dios. También tu pariente Isabel ha concebido un hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, “porque para Dios nada hay imposible”». María contestó:
    «He aquí la esclava del Señor; hágase en mi según tu palabra».
    Y el ángel se retiró.

    Palabra del Señor.

  8. #6648

  9. #6649
    Senior Member nieto1 va por un camino distinguido Avatar de nieto1
    Fecha de ingreso
    19 Feb, 07
    Mensajes
    5,890





    En aquellos días, el Señor dijo a Samuel:
    «Llena tu cuerno de aceite y ponte en camino. Te envío a casa de vete Jesé, el de Belén, porque he visto entre sus hijos un rey para mí».
    Cuando llegó, vio a Eliab y se dijo:
    «Seguro que está su ungido ante el Señor».
    Pero el Señor dijo a Samuel:
    «No te fijes en su apariencia ni en lo elevado de su estatura, porque lo he descartado. No se trata de lo que vea el hombre. Pues el hombre mira a los ojos, más el Señor mira el corazón».
    Jesé presentó a sus siete hijos ante Samuel. Pero Samuel dijo a Jesé:
    «El Señor no ha elegido a estos».
    Entonces Samuel preguntó a Jesé:
    -«¿No hay más muchachos?».
    Jesé respondió:
    -«Todavía queda el menor, que está pastoreando el rebaño».
    Samuel dijo:
    «Manda a buscarlo, porque no nos sentaremos a la mesa mientras no venga».
    Jesé mandó a por él y lo hizo venir. Era rubio, de hermosos ojos y buena presencia. Entonces el Señor dijo a Samuel:
    «Levántate y úngelo de parte del Señor, porque es éste».
    Samuel cogió el cuerno de aceite y lo ungió en medio de sus hermanos. Y el espíritu del Señor vino sobre David desde aquel día en adelante.





    Hermanos:
    Antes erais tinieblas, pero ahora, sois luz por el Señor.
    Vivid como hijos de la luz, pues toda bondad, justicia y verdad son fruto de la luz. Buscad lo que agrada al Señor, sin tomar parte en las obras estériles de las tinieblas, sino más bien denunciándolas.
    Pues da vergüenza decir las cosas que ellos hacen a ocultas.
    Pero, al denunciarlas, la luz las pone al descubierto, y todo lo descubierto es luz.
    Por eso dice:
    «Despierta, tú que duermes, levántate de entre los muertos, y Cristo te iluminará».





    En aquel tiempo, al pasar, vio Jesús a un hombre ciego de nacimiento.
    Entonces escupió en la tierra, hizo barro con la saliva, se lo untó en los ojos al ciego y le dijo:
    «Ve a lavarte a la piscina de Siloé (que significa Enviado)».
    Él fue, se lavó, y volvió con vista. Y los vecinos y los que antes solían verlo pedir limosna preguntaban:
    «¿No es ese el que se sentaba a pedir?».
    Unos decían:
    «El mismo».
    Otros decían:
    «No es él, pero se le parece».
    El respondía:
    «Soy yo».
    Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego. Era sábado el día que Jesús hizo barro y le abrió los ojos. También los fariseos le preguntaban cómo había adquirido la vista. Él les contestó:
    «Me puso barro en los ojos, me lavé, y veo».
    Algunos de los fariseos comentaban:
    «Este hombre no viene de Dios, porque no guarda el sábado».
    Otros replicaban:
    «¿Cómo puede un pecador hacer semejantes signos?».
    Y estaban divididos. Y volvieron a preguntarle al ciego:
    «Y tú, ¿qué dices del que te ha abierto los ojos?». Él contestó:
    «Que es un profeta».
    Le replicaron:
    «Has nacido completamente empecatado ¿y nos vas a dar lecciones a nosotros?».
    Y lo expulsaron.
    Oyó Jesús que lo habían expulsado, lo encontró y le dijo:
    «¿Crees tú en el Hijo del hombre?». Él contestó:
    «¿Y quién es, Señor, para que crea en él?» Jesús le dijo:
    «Lo estás viendo: el que te está hablando, ése es». Él dijo:
    «Creo, Señor».
    Y se postró ante él.

    Palabra del Señor.

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes